Transporte Público Orihuela

El transporte público proporciona un espacio urbano más sano y de mayor calidad, reduciendo el número de vehículos que transitan por nuestras calles, mejorando la calidad del aíre que respiramos al reducirse las emisiones procedentes del transporte privado, reduciendo la inseguridad vial, mejorando la accesibilidad y finalmente aumentando la integración social de numerosos colectivos que no disponen o no pueden utilizar el coche para determinados viajes.

Las ventajas del transporte público se pueden resumir en:

• Ventajas para la ciudad y la calidad de vida. El transporte público proporciona mejoras en la calidad del medio ambiente de los ámbitos urbanos basadas en la reducción de las emisiones procedentes del transporte. Un autobús que transporta 30 personas representa aproximadamente 30 coches menos en el viario. Además, los avances en la reducción de emisiones por parte de los vehículos son más palpables en transporte público. Las flotas de autobuses poco a poco están cambiando los sistemas diesel tradicionales por otros más óptimos como el gas licuado, la electricidad o mixtos etc. También la reducción del ruido es importante siendo un indicador clave de medición de la calidad de vida urbana de una ciudad.

Otro aspecto poco conocido es la mejora de la salud pública gracias a que el usuario del transporte público tiene que realizar un trayecto a pie superior al del usuario del coche debido al acceso y dispersión del viaje. Esto unido a una mayor calidad del aire representa mejoras en la calidad de vida además de ahorros económicos en gastos médicos sustanciales para la sociedad en su conjunto.

Otras mejoras evidentes son por un lado la redistribución del espacio urbano, invadido durante años por las infraestructuras dedicadas al coche (circulación y aparcamiento), y por otro la reducción del peligro en términos de seguridad vial que representan las elevadas intensidades de tráfico. El espacio público urbano ha sido rediseñado en los últimos decenios para el uso exclusivo del coche particular, perdiéndose dicho espacio para los habitantes de la ciudad. Además, al convertir las ciudades en grandes autopistas se han creado barreras artificiales que limitan la movilidad.

• Ventajas económicas. El aumento de la actividad económica se basa en la mejora de la accesibilidad al trabajo por parte de la población (mayores oportunidades laborales para más personas), así como en mayores facilidades para llegar a los servicios. Por otro lado las empresas se benefician de un mayor mercado laboral y también de un mayor mercado de clientes potenciales a los que ofrecer de una manera sencilla y fiable los servicios ofertados. Enlazando con el punto anterior, una mayor calidad de vida urbana propicia también el aumento de la producción y las ventas.

• Integración social. El transporte público tiene un efecto integrador en la sociedad mejorando las condiciones de vida de determinados colectivos. El coche se ha convertido con el tiempo en un símbolo de exclusión social. El no disponer de un coche en propiedad limita en gran medida las posibilidades de desplazarse y por tanto restringe las opciones de acceso al trabajo y a los servicios. El coste del combustible y el aparcamiento imposibilita para muchos el uso del coche en sus desplazamientos diarios. La introducción de peajes y zonas de aparcamiento regulado son en muchos casos políticas deliberadas de reducir el tránsito vehicular. No hay que olvidar aquí que el no disponer de un vehículo propio se debe a muchas causas además de las económicas como es la elevada edad o los problemas físicos. En este sentido, el transporte público se convierte en la mejor opción ofreciendo oferta de transporte a aquellos que de otra manera no podrían desplazarse, y todo ello con unos costes limitados. Finalmente, el transporte público puede ser empleado como herramienta de regeneración urbana de espacios de la ciudad desfavorecidos al aprovechar las ventajas económicas descritas en el apartado anterior.

La red de transporte público del municipio de Orihuela está formada en la actualidad por dos modos principales, el tren y el autobús.

Respecto al transporte en autobús, el municipio de Orihuela cuenta con un total de 35 líneas de transporte y cinco operadores encargados de este modo de transporte, La Agostense S.A., Bus Sigüenza S.L., Costa Azul S.A., Autocares La Inmaculada S.L. y Alsa.

Por tanto, atendiendo a la clasificación antes descrita, el municipio de Orihuela cuenta con un total de 2 líneas urbanas, 11 líneas intramunicipales y 23 líneas intermunicipales.

Fuente: Ayuntamiento de Orihuela